Liverpool, Inglaterra 2014

Obladi Oblada en Liverpool, Inglaterra

Era un mañana fresca en Londres y perfecta para viajar hacia Liverpool, lugar que es mas conocido por los Beatles que por su catedral, museos, arquitectura y frío. Eran poco mas de las 10 de la mañana cuando arrivé a la estación de trenes de Liverpool, me sorprendió una lluvia, neblina y mas frío que en Londres. Pensé en quedarme un par de días para caminar por los barrios Beatlescos sin prisas y disfrutando las tardes que tanto presumían las canciones, asi como también conocer el centro de la ciudad y caminar por los muelles o «docks».

Liverpool es una ciudad chica en comparativa de las grandes urbes del Reino Unido, sus barrios musulmanes, sus barrios chinos, etc, pero sin duda alguna más tranquila y llena de rincones arbolados para tomar un café o simplemente leer el periódico, cosa que en Londres es menos común encontrar.

De la estación de trenes caminé hacia mi alojamiento el cual estaba a unas cuadras de la majestuosa torre de la catedral y a unas cuadras de la via que me llevaría directo a Mendips, los barrios Beatlescos. Antes de llegar a mi alojamiento me cruzé con dicha catedral, en mi opinión la torre mas grande que he visto en un templo y por lo tanto una visita obligada a sus alrededores, que son, unos jardines con su panteón adjunto. Dicho panteón tiene tumbas tan antiguas que no te sorprenda ver a Merlín sepultadas en ellas.

Después me moví a mi alojamiento para dejar mi mochila y caminar mas tranquilo hacia Mendips y gastar mi día en dicha travesía, la mejor manera de pasar mi día de cumpleaños.

Ya en camino tuve que pasar un barrio que se veía muy de mediooriente y con influencias musulmanas, pero nada mas allá de la diversidad de las ciudades Europeas. Después el panorama se convirtió en el clásico Inglés y pensé – «Esto me suena a Penny Lane» – y en efecto unos cuantos metros más y me topé con dicha calle, era obligación de todo músico aficionado recorrer dicha calle y solo imaginar a Ringo, Paul, John y George moviendo la cabeza como zoquetes, montados en sus caballos (https://www.youtube.com/watch?v=2VpovwEvHSc&t=1m42s). En la calle lo que más resalta es un templo, un café y una barberia al mas puro estilo Beatlemaniaco.

Mi visita a Penny Lane fue breve y seguí por un largo camino pasando por barrios arbolados y llenos de color por casas muy bonitas, estos ingleses si que viven muy bién, y no por el nivel de vida en status social, si no por su calidad de vida, tranquila y llena de parques.

Era hora de salida de muchos colegios y las calles eran atestadas por niños con saco, lentes de pasta y corbata, muy al estilo «Hank Marvin». Caminaban tranquilamente sin que un tutor los llevase, para fortuna de ellos todavía viven lo que yo viví en mi infancia ir solo y regresar solo a la casa despues de clases, antes de que el crimen en México azotara a las nuevas generaciones que se la pasan de la mano de sus padres.

 

Doble una esquina y ahí estaba… majestuosa puerta de lo que una vez fué Strawberry Fields (Forevaaaaaaaaa). Esperé a que un carrito de tour de los Beatles desocupara el lugar para tomar fotografias. Dicho lugar esta pintarrojeado con gis, crayon, de todo con nombres de visitantes. Simplemente no pueden ver algo sin hacer sus choladas. En la misma manzana se encuentra la casa donde vivió John Lennon en su infancia, nada mas que una casa, pero idealizada como templo. Dicha casa fue comprada por Yoko Ono para preservarla, les digo que cada quien con su fetiche. (Number eight… grrrrrr https://www.youtube.com/watch?v=t9jSpePZsHA)

 

Se hacía tarde y se me fué todo el día caminando y disfrutando dicha zona residencial y su parque. Volví caminando agotado a mi alojamiento, era de noche, en la mesa de la cocina nos reunimos un Boliviano, una Alemana, un Nigeriano a platicar y el dueño del establecimiento nos contaba historias de los Beatles, él los conoció y convivió con ellos, el señor ya tenia sus años e indicaba donde vivían cada uno antes y después de la fama. Fué cuando agarré la guitarra que tenía colgada en una pared y empezé a tocar Day Tripper, entre todas esas historias destacó la de la copia original y certificada del acta de nacimiento de John Lennon, el señor abrió una gaveta y sacó el acta, yo dejé de tocar isofacto me paré a verla. Todos los de la mesa estaban en la mesa viendo incrédulos, todos preguntaron como la había conseguido… resulta que el hermano en esos tiempos trabaja en el registro civil de Liverpool y cuando los Beatles alcanzaron fama. Debido a la invitación de ir a USA a todos se les pidió documentos para el visado, uno de ellos fue el acta de nacimiento, John Lennon acudió al registro civil por una copia certificada, el hermano del dueño saco la copia doble y solo le entregó una a John, desde entonces permanece enmicada en dicho lugar viendo el paso de inquilinos y siendo admirada recordando a un compositor que hizo historia.

Cansado me retiré a dormir para el día siguiente continuar con una visita a Glasgow, Escocia (que contaré en el siguiente post)…

Regresé una mañana a Liverpool, me fuí al corazon de la ciudad, a disfrutar de la arquitectura, el ayuntamiento, no antes sin divisar el Empire Theater y hacer una visita a Eleonor Rigby para que no se sintiera sola, así después meterme al Cavern Club a disfrutar de una cerveza y escuchar a los músicos 24hrs que siempre tocan allí (lo de 24hrs no es cierto).

Despues de dejar todo esa zona urbana llegué al muelle, empezó a llover, pero la mezcla de lluvia y muelles nunca hay que desperdiciarla, bueno al menos que sea un huracán. En el muelle descansa un monumento al Titanic y más adelante está el Museo de Liverpool y el Museo Marítimo.

Terminé el día pasando al otro lado del charco, una ciudad llamada Birkenhead donde saldría mi ferry hacia Belfast, Norte de Irlanda. Recorrí la ciudad, los muelles de los cuales Liverpool se ve espectacular y un templo que presume ser de los mas antiguos en la zona, mi visita a Birkenhead fué muy breve, después me encaminé a la estación de ferries ya en mi camarote me duché y subí a la cafetería a tomar un chocolate caliente para olvidar el frío. Me retiré a dormir y me incursioné a un viaje que duró toda la noche, amaneciendo en una gélida y fria ciudad, Belfast… Obladi Oblada la vida es una viaje maeseees!

Continuará…

Un comentario en “Obladi Oblada en Liverpool, Inglaterra

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s