Lyon, Francia 2014

Lyon, Francia, la salida a los Alpes.

Un viaje de 5 horas en tren en el día se considera largo. Pero uno de Toulouse a Lyon vale la pena, en el camino ves diferentes paisajes y montañas nevadas, admiras la costa sur y los amplios valles verdes de la región de Avignon.

Lyon es una ciudad entre pocas, su respeto por la ecología y estar siempre verde se ve al instante con parques y zonas ecológicas cuidadas con mucho recelo al lado de los ríos Saone y Rhone que cruzan la ciudad.

Mi día empezó recorriendo el Parque de la Tete d’Or, que hermoso parque, si van a Lyon no se pierdan recorrer el jardín botánico, visitar el lago y relajarse con la vista y la vegetación. Simplemente relajante y con sus innumerables caminos uno no se aburre.

Lyon cuenta con bastas zonas y edificios declarados patrimonio de la humanidad segun la UNESCO, ya que su edificación deja ver claramente el desarrollo histórico. Y es dividido en areas conocidas como nuevo Lyon y el viejo Lyon. En la parte joven, los edificios y la arquitectura no deja de ser grandiosa y al lado del rio Rhone se puede caminar en un parque ecólogico para hacer el camino mas verde y con menos concreto.

Cruzando el otro lado del río Rhone, se encuentra el viejo Lyon y el río Saone, si el nuevo Lyon te dejó asombrado, esta parte de la ciudad no tiene nombre. Solo en el camino hacia el viejo Lyon, nos encontramos con la Plaza Bellecour, una bella plaza con una vista de la Basílica de Notre Dame de Fourviere, al final de la colina.

Entrando al viejo Lyon la arquitectura cambia drasticamente y todo se ve influenciado por arquitectura medieval con romana, ya que en los tiempos romanos esto era Galia (Se acuerdan de Tigris de Galia en la película de Gladiator? Pues algo parecido :P).

Todo el barrio viejo se encuntra cuidado por la colina de la basílica, y subir ese barrio alto tiene sus retos, pasillos con escaleras y caminos con pendientes que te harían sentir bailar «smoth criminal» de lo inclinado que caminas (https://www.youtube.com/watch?v=XVkMbtOa0j4) , Pero todo eso se ve recompensado al llegar a la cima y admirar Lyon en todo su esplendor y divisar en las lejanias un glaciar de los Alpes.

En resumen Lyon es una ciudad increible y por eso le doy mi premio de «El Globo de Oro Monty Burns» a la mejor ciudad de Francia. Su comida es exquisita, sus barrios bellos y muy pulcros, ademas del cuidado ecológico, en cualquier rincón encuentras arquitectura y un espacio donde pasar el tiempo en completo éxtasis. Comida, cultura, vista, clima… que más puedes pedir?

Mi estadía en Lyon terminó 😦 pero mi ánimo regresó cuando el próximo destino sería un lugar aún más increible, Montreaux, Suiza.

Continuará…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s