Oslo, Noruega 2014

Oslo, Noruega, paganismo nórdico.

Regresaba a Stockholm, Suecia de mis viajes por el báltico y era hora de irme a regiones mas al norte y frías; Noruega.

Esperé a la noche a tomar el autobús hacia Oslo, Noruega, para dormir y llegar a las 6:00 am aproximadamente. Mi idea era tomar el tren hacia Bergen en Oslo, pero dicho tren tenía boletos agotados, así que, aproveché para conocer la capital y quedarme una noche. De igual forma me quedaría en Oslo en otra ocasión para tomar un autobús nocturno a Copenhagen, Dinamarca, ya que mi regreso del norte a Alemania sería largo y revisitaría otras ciudades.

Mientras esperaba el autobús en Stockholm, se me acercaron unos testigos de jehova. Yo me hice el que no hablaba Sueco y resultó que hablaban perfecto el español. Haaaaa corran!! En fin me marearon un rato y después que les platiqué que era de una tribu de pieles rojas y quitaba cabelleras se retiraron. Y pensé que en lo paises mas desarrollados culturalmente y con mas ateismo, no me encontraría a estos amigos. Pero en fin, les dije que mi barco despegaba en pocos minutos ( si, cuando te quieres deshacer de alguien dices muchas estupideces ) y me retiré, ya con el sueño  que me causaron dormí muy bien en el autobús.

Iba dormido y me despertó una voz noruega en la bocina que textualmente y si mi gramática nórdica no me falla, citaba – «Esperlojen furgeimolten Bjorguen pfgpfpfpgpfjorgen» – pensé, ya van a quemar el autobús en un rito pagano. Pero no, luego cambió a inglés y decía – «Hemos llegado a California…» – digo – «Hemos llegado a Oslo ya no se duerman». Noté que el sol estaba saliendo como una mañana común y corriente en mi rancho, pero el caso es que no cambió de posición vertical, solo horizontal y ya en la «noche» me di cuenta que el sol bajó hasta las 11 pm y se mantuvo como en ocaso hasta las 5:00 am que vuelve a subir. Asi que para dormir siempre se cierran las cortinas si no quieres que tu reloj biológico se vuelva loco. Por aquí no vive Drácula eso es seguro.

Lo primero que te encuentras al explorar la ciudad es la Casa de Opera de Oslo, un edificio con arquitectura minimalista y una azotea inclinada en lo que los niñotes pueden correr, eso si, si está mojado te resbalas feo. Aun asi es un buen lugar para ir a escuchaar los ensayos de los gritones.

Continué mi paseo por el muelle admirando las islas que se veian a lo lejos y las vistosas casas a las orillas, una mañana realmente relajante, al lado del muelle se encontraban el fuerte Arkeshus y el museo militar, que más tarde visitaría ya que abrían hasta las 10:00 am, así que decidí caminar un rato y descansar un poco en una banca.

Continuando por el muelle uno se empieza a internar a la zona céntrica de la ciudad, hasta puedes encontrarte con un edificio del premio Nobel, ya ven que abundan acá en Europa. Además te topas con el ayuntamiento de la ciudad, con una arquitectura que solo me recuerda a los monumentos soviéticos, cuadrados, frios y con un mono que se parece a superman, no sé por que.

Al internarse al centro de la ciudad de lleno, te encuentras con una de las plazas principales, lo bonito de caminar en la mañana esque está solo y puedes tararear canciones como desquiciado sin que nadie lo note. La plaza principal está rodeada de comercios y hoteles pero lo que más resalta es el edificio Stortinget, que alberga al parlamento Noruego y el teatro nacional.

No muy lejos del centro se encuentra el palacio real, era de esperarse, muchos paises europeos al derivarse de monarquías conservan sus palacios y algunos hasta siguen manteniendo burgueses sangre azul. Pero cada quien sus finanzas. El palacio es muy minimalista en su fachada pero aún asi es imponente y esta rodeado de jardines que puedes caminar o correr agusto.

Ya encarrerado en la caminata, decidí ir al panteón de la ciudad a ver tumbas, ya les habia dicho que me atraen los panteones. Al lado del panteón de la ciudad me encontré un templo antiguo (Aker) que conserva su panteón, un lugar muy tranquilo para caminar y ver tumbas curiosas y antiguas.

Regresando del panteón me encontré un templesote luterano, las iglesias de madera ya no existen por lo que veo. Acaso todas fueron quemadas por el Black Metal? Claro que si existen, pero no por estos lares.

Ya era tiempo de entrar a la fortaleza y museo militar, así que me regresé rumbo al muelle y empecé mi paseo por dicho lugar, la entrada es gratis y la verdad por ese precio vale mucho la pena. Esta construcción data del siglo 13, un siglo después de que nació tu mamá, lo más seguro 😛 . Torres, murallas y cañones, todo combinado con esta magnánima construcción, la verdad si te gastas medio día viéndola y descubriendo cada rincón.

Mientras caminaba por el centro noté que varios establecimientos mostraban pentagramas en sus puertas e incluso vi una agencia de publicidad que su logo era un pentagrama, me sentí en casa  😛 . Inclusive existe una estatua de Satanás en la plaza principal y claro hasta el usa condón. Aunque no soy religioso ni de culto, me sorprendió ver que los cultos y las ideas son respetados y todos se ocupan de sus propios asuntos. Muy bien hecho Noruega por esa libertad de expresión!

Sin duda alguna una ciudad tranquila y bonita, no me imagino los inviernos, pero yo si viviría aqui muy agusto y sin pensarla si regresaría a visitarla.

Era tiempo de descansar para seguir mi viaje a tierras mas frías, así que me fuí a dormir, aún con sol, al hotel.

Continuará…

2 comentarios en “Oslo, Noruega, paganismo nórdico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s