Berlin, Alemania 2014

Berlin, Alemania, historia y fiesta.

Esta vez nos tocó bajar del frío norte Europeo a una región mas templada. Berlin, Alemania. Fué un viaje nocturno desde Oslo a Copenhagen en autobus, para depués tomar un tren y llegar  des pues de medio día a Berlin. Leí que era una ciudad con mucha historia que ver, asi que, me quedé un par de días a ver que ofrecía.

Después de darme una ducha en el hostal, decidí salir a explorar la zona (Mitte), a unas cuantas cuadras quedaba el muro de Berlin, o lo que queda de él. Esa zona es un museo al aire libre y puedes encontrar varias placas conmemorativas o que explican la historia en forma breve.

Para terminar el día me fui a caminar al lado del rio Spree y admirar la fachada de museos y la imponente catedral de Berlin. Puedes estar horas admirando detalles. Además dentro de la catedral hay un organo con aproximadamente 7000 tubos de aire. Entre los museos que puedes encontrar esta el museo de arte y arqueologia antigua, el museo de historia y escltura entre otros. Si tienes hambre y quieres matarla en forma express, un buen hotdog de 1 euro al estilo alemán hará un buen trabajo al respecto, busca a tu vendedor express ambulante.

Al siguiente día las caminatas me esperaban, esta vez iría al lado oeste (Tiergarten) de la ciudad con rumbo al palacio de Charlottenburg. Pero antes de llegar a ese punto, otras visitas eran obligadas, una de esas era la puerta de Brandenburg y cerca de ella el monumento a los judíos caídos, un monumento abstracto cubista minimalista con un toque siberrrriano, que no representa el numero real de muertos, pero me imagino que cada cubote representa un chirrión. En fin cada artista con su viaje. Ok.

Tambien cerca de estos lugares se encuentra un edificio neo-renacentista de parlamento Alemán. Sus jardines y su proximidad al parque Grober hace su visita casi obligatoria. O si quieres gastar tu tiempo subiendo a la cúpula de cristal pues buena suerte, verás mas jardines.

Me adentré al parque para recorrerlo y gozar de sus jardines. Un parque super cuidado y bonito. Con lugares para hacer picnics y hasta grupos de gente nudista. El parque da para todos, está inmenso y la vida silvestre como liebres y conejos se puede observar. En medio del camino te encuentras el monumento a la Victoria, es una columna de 67 metros el cual solo anuncia «le ganamos a los Daneses».

Pasando el parque y caminando unos 30 minutos mas, por fin llegué al palacio. Sin duda por eso vale la pena la visita a Berlin. Un palacio estilo barroco con vastos jardines, verde que te quiero verde, un lago y muchos caminos los cuales te llevan a cualquier parte, pero que vale la pena perderse en ellos. Un lugar de mucha calma y de un ostigamiento de ardillas.

Berlin teniendo toneladas de historia, con ella edificios, lugares y monumentos, tiene otro lado, el de la fiesta. Es una ciudad muy fiestera y con una vida nocturna de bares y antros muy activa. Los toquines de música techno y trance se realizan en todas partes, incluso en viejos edificios, que tras los bombardeos de la 2da guerra mundial, no se les dió mas mantenimiento o se abandonaron. Todo es lasser y neon en la noche, masomenos de este estilo: https://www.youtube.com/watch?v=CTvBrAZyRbM

Muchos pondrían a Amsterdam, Holanda como uno de los lugares más fiesteros, pero sin duda Berlin, a mi opinión, se lo llleva de corbata, aparte la sociedad es mas cosmopolita y abierta. Sin duda, si quieres fiesta e historia, Berlin, Alemania es tu ciudad.

Continuará…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s